José Soler

comenzó su carrera en 1955, puede darse el lujo de decir “Yo grabé a Troilo en ‘Quejas de bandoneón’”. La Misa criolla, también pasó por sus manos, su sensibilidad artística y sus oídos técnicos. Técnico de sonido de EMI desde 1955, comenzó cuando la empresa grabadora era Odeón, y durante más de medio siglo fue testigo privilegiado de una parte importante de la historia de la música argentina vivida desde adentro, y en cierto modo hecha por él mismo. Soler guarda una y mil anécdotas de Troilo, Yupanqui, Pugliese, Grela, Piazzolla, Zitarrosa, Tita Merello, Los Fronterizos, Waldo de los Ríos, Violeta Parra. No se las contaron: las vivió él. Memoria viva de la historia musical argentina y el mayor exponente de los inicios de nuestro oficio. AATIA lo entrevistó en 2017 y la entrevista puede recorrerse en el Canal de AATIA en YouTube.