Victor Volpi “Lapiz Papel y Guitarra” (Antonio Birabent)

Año 2012, Antonio Birabent me propone trabajar en la producción y grabación de su próximo disco. El antecedente: el año anterior habíamos compartido la realización del disco Familia Canción, con su padre Moris.

Este iba a ser su décimo quinto álbum (siiiii 15!!), por esas cosas de la industria, nos encontrábamos con una producción bancada por el propio artista. (y obviamente, con un presupuesto limitado)

Empezamos a tener nuestros primeros encuentros para poder conocer las canciones, y planificar técnica y artísticamente el material. Como si todo lo anterior dicho fuera poco, mucho de  lo que iba surgiendo insinuaba un sonido “ambisioso” en algunos temas, y cálido a la vez, en otros. Para los que nos dedicamos a este oficio conocemos que esa combinación es, preciada (y por sobre todo cara!!).

A la distancia es meritorio agradecer a el artista que confió plenamente en mis decisiones y particularmente en este caso tuve que poner en práctica muchas, entre ellas la de intentar reemplazar algunos planteos de lograr por cuestiones de presupuesto, con mas  arreglos,  experimentación y muchos detalles. Pero por sobre todo, poner a funcionar el espíritu colaborativo al máximo.

Comenzamos a “maquetear” , o sea pasar del “lápiz y papel” a una instancia previa antes de entrar en el estudio. Cuando esto lo teníamos avanzado, barajamos la posibilidad de ir a grabar bases a ION, pero había mucha experimentación a la vista, y consideramos mas estratégico (y oportuno) hacerlo en un lugar mas chico y con otros tiempos. Yo aun no contaba con  un estudio. Entonces llamé a mi amigo Juanchi Bisio que había terminando recientemente de montar su estudio en Florida, y nos internamos dos días junto con Juan Pita el baterista de Antonio de esa época (y gran amigo). Trabajamos el concepto de cada tema del disco con mucho esmero y riesgo, cosa que trato de usar a favor casi siempre.

En algunas canciones buscábamos mucho aire y profundidad, y en otras algo mas reducido, probablemente con programación adicional y cierto aire intimista-personal. Fuimos probando y disponiendo los micrófonos, la batería misma,  y la sala tema a tema, usamos todo lo que teníamos disponible, pero recuerdo mucho la sonoridad que me trajo en todos los temas un simple AKG 414  arriba de la cabeza del baterista ……siempre empezaba por ahí a la hora de mezclar y llegaba mucho más rápido al balance que necesitaba. También usamos un truco que me enseño Juanchi,  usar un bidón de esos grandes de dispenser de agua, con un micrófono (en este caso usamos un AKG 170) dentro a través de la angosta boca de la botella y dejarlo flotante a mitad de profundidad…esto delante del bombo a un metro aproximadamente, un fantástico emulo de un subkick que en algunos casos, dosificado y bien filtrado…generó una “redondez” en el bombo muy útil.

Mas avanzado el disco agregamos unas baterías con un set reducido que grabé en el living de casa!!!

Creo que si hubo “aciertos” fue por haberle faltado el respeto a “las reglas” y no pretender que sea lo que no era desde el vamos, por razones obvias…con lo cual me despaché adicionando sonidos a los “transients”, romperlos, alejarlos exageradamente y hacerlos convivir con programación si estéticamente resultaba viable en cada caso.

Muchos bajos los habíamos maqueteado con Antonio con su bajo Fender Music Master (que es muy amable para el guitarrista “que se hace el bajista”) algunos los tocó el, y otros yo…y para sorpresa muchos quedaron desde la maqueta porque estaban súper sanguíneos y desprejuiciados…quizá en algún aspecto tienen un déficit técnico, pero hicimos algunas pruebas de re-grabación…y siempre terminaba ganando por sumatoria el de la maqueta. Supongo que eso también sucedió por nuestra poca idoneidad con ese instrumento. Igual confirma la teoría de que los demos (y su impronta) te condicionan en algunas ocasiones.

Durante el 2012  estuve alquilando una habitación contigua, en el estudio del gran guitarrista Marcelo “Polaco” Wengrovski. y en ese estudio realicé casi todas las grabaciones adicionales (otras en mi casa), bajos, guitarras y voces…

Sabia de la calidad de los preamplificadorre de Petrúngaro, el Polaco justo acababa de comprarse uno y haberlos usado bastante en ese estudio me hizo quererlos mucho! (Petrúngaro NV-II), hice todo con esos previos. Hoy ya en PampaTrigal contamos con 6 canales!

Antes de grabar las voces definitivas, Antonio me dijo que quería que yo me encargara de la mezcla. En general por esos tiempos yo, a pesar de mi pasión (y arrojo) por el audio, trataba de usar “mano de obra” mas especializada para esos menesteres….pero bueno…era una oportunidad…como rechazarla!!!

Considero a “Lapiz papel y Guitarra un disco de guitarras (valga la redundancia)…nos dimos el lujo de usar y probar muchas guitarras para cada situación. Todos instrumentos de primera línea….(y muchos!!!!!!!) Eso es otro gran aprendizaje que me llevo de este disco, que es que cuando grabas un buen instrumento (descarto el hecho de una ejecución a la altura que es lo mas importante) …probablemente si no se cometieron “fatalidades” en la forma de registrarlo, después no hay mucho mas por hacer. Usar mucha variedad de timbres de cada guitarra incluso para los mas mínimos detalles, fue lo que resolvió gran parte de todo el trabajo posterior de mezcla. Para todas las eléctricas siempre usamos un cabezal Bogner con un par de cajas modificadas, y un ampli Fender Deville. En general nos quedamos siempre con la señal de algún dinámico cerca del cono, para esto utilice el clásico SM57 y un micrófono adorable que es el Elecro-Voice RE18


Antonio usa mucho la guitarra acústica como instrumento principal, y pudimos buscar minuciosamente cada tema con cada guitarra, una buena disposición de micros y también afinaciones especificas, para buscar su lugar y registro. En general siempre tomé las acústicas con dos micrófonos, el Neumann U87 que luego utilizaría para las voces y otro que iba rotando entre un AKG P170 y un AKG C1000, ambas señales siempre hacia el petrúngaro.

Las voces las grabamos con el Neumann U87/Petrungaro y nada mas…un compresor (virtual) para referenciar mientras cantaba con una reducción suave de 3 db como mucho, para hacer mas “amable” el monitoreo, y nada mas….. Antonio tiene mucho oficio en estudio y me hizo las cosas muy fácil trabajando sus distancias hacia el micrófono. Confieso que me pegue un par de “julepes” al descubrir que el Neumann no sonaba todos los días igual…incluso he llegado a suspender alguna sesión por no conseguir el mismo color que el día anterior, quizá humedad en conjunción con un mantenimiento atrasado, pero bueno…gajes del oficio con el uso de estos recursos.

 

Llegado el momento de la mezcla y a pesar de estar todo muy “cerca” y redondo, sentí la necesidad de poder descansar en los oídos de alguien mas…lo hablé con Antonio y le propusimos a Facu Rodriguez  que es un profesional impecable (y mucho mejor persona) si se quería sumar en forma de consultoría de mezcla y luego realizando el máster del disco…lo invitamos, escuchamos juntos las pre mezclas y nos dio el OK!! Visto a la distancia fue fundamental…me dió consejos que al día de hoy siguen siendo herramientas invaluables…desde como escuchar en mi sala hasta cuestiones de balance macro y micro de las canciones. También estimo que estos intercambios contribuyeron a que su trabajo posterior en el mástering fuera un poco mas amable. Desde ese momento y aun teniendo mucha mas “horas” mezclando, cada vez que el presupuesto lo permite, pongo en práctica este dispositivo. Sobre todo con personas como Facu que es sincero, respetuoso y para nada dogmatico de los procesos,  los mitos de la técnica y otras cosas que jamás va a estar por encima de una buena interpretación. Y hablando de lo técnico ingenieros como él tienen un oído ENORME!!!.

Por todo esto es que considero que este disco tiene el valor de la unión de fuerzas.

Paradojicamente cuando ya estábamos cerrando el Disco me enteré, que este disco iba a ser  publicado y distribuido a partir del sistema Crowfunding (Metodo Colaborativo), o sea salió con el aporte de la gente.

http://www.rollingstone.com.ar/1601849-antonio-birabent-apuesta-al-crowdfunding

Disco completo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *